Una rondalla mallorquina contada por la actriz Cristina Franciolli, que nos gustaría repetir contando con la biblioteca del barrio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here